El Blog de Pentación
Facebook Twitter YouTube Instagram

Viernes
13
Feb 2015

14 obras de teatro sobre el amor

“A fuerza de hablar de amor, uno llega a enamorarse”. La cita es del escritor francés Blaise Pascal, pero bien podríamos darle una vuelta para esa fecha tan señalada que se nos viene encima. En San Valentín, ya sea por presión social o bombardeo mediático, uno se enamora a la fuerza. Que, por otra parte, cualquier excusa es buena, ¿no?

Pero, admitámoslo, ese sentimiento tan difícil de definir no siempre es tan bonito y simple como lo pintan. “Es hielo abrasador, es fuego helado”, dijo Quevedo, y quiénes somos nosotros para contradecirle.

Se podría decir que hay tantos amores diferentes como personas habitan la Tierra, y qué mejor para reflexionar sobre algo tan abstracto y tan universal que una obra de teatro. A nosotros no se nos ocurre. Por ello, aquí os proponemos 14 obras para ver en San Valentín y vivir, pensar o reflexionar el amor.

 

Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín


El amor más grande de la vida de Federico García Lorca fue, según sus palabras, la libertad, por la que de hecho dio su vida. Sin embargo, su obra está plagada de ese amor pasional, trágico incluso, que se manifiesta en esta obra estrenada en 1933. Lorca le dio el subtítulo de “Aleluya erótica”, y de hecho la exacerbada sensualidad de sus personajes hizo que algunos tildaran la obra de “pornográfica”.

 

El eunuco


El Eunuco
La comedia de Terencio ya filosofaba sobre el tema que nos ocupa hace 2200 años, pero es la exitosa versión de Jordi Sánchez y Pep Antón Gómez, ahora en el Teatro La Latina, la que convierte la función en una fiesta, un canto al amor. Literalmente, pues hay canciones.

 

Como gustéis


Como gustéis

“Si vos no recuerdas ni la más ligera insensatez que jamás el amor te haya hecho hacer, no has amado.” Shakespeare hizo correr ríos de tinta sobre el amor, así que sabía de qué hablaba en esta comedia.

 

En el estanque dorado


En el estanque dorado

La obra de Ernest Thompson, por primera vez traída a los escenarios españoles con versión de Emilio Hernández y dirigida por Magüi Mira, está ahora en gira con Lola Herrera, Héctor Alterio, Luz Valdenebro, Camilo Rodríguez y Adrián Lamana. Reflexiona sobre la vida al final del camino mientras retrata el amor inquebrantable entre los personajes protagonistas y muestra “lo difícil que es conseguir relaciones positivas, a cualquier edad, en cualquier momento”, según palabras de su directora.

 

La Surprise de l'amour


El prolífico dramaturgo francés Pierre de Marivaux, algo ninguneado en su época, se hizo muy conocido a partir del siglo XIX por sus comedias de enredo amorosos. De entre toda su obra, La Surprise de l’amour, estrenada en 1722, contaba la historia de un hombre y una mujer que reniegan del amor pero acaban enamorándose por las tretas de sus sirvientes. Perfecta para los anti-San Valentín.

 

De mutuo desacuerdo


De mutuo desacuerdo

Esta tiene truco: la obra de Fernando J. López ha sido definida como “teatro para reírse y pensar”, pero no habla de amor, sino de todo lo contrario. Iñaki Miramón y Toni Acosta son una pareja separada con un hijo en común. Adecuada para esa fase que muchas relaciones viven en algún momento: el desamor.

 

La Traviata


La Traviata


¿Qué hay más pasional y romántico que una ópera? La de Verdi, basada en la novela de Dumas La dama de las camelias, cuenta la historia de una cortesana que tiene que elegir entre su trabajo o su amor. El final trágico viene bien para ponerle el hombro a tu pareja.

 

El hijo de la novia


El hijo de la novia

Si has visto la película de Juan José Campanella, ya sabes que la de Nino y Norma es una de las historias de amor más bonitas jamás contadas. Ahora imagínate vivirla sobre el escenario en las pieles de los grandes Tina Sainz, Álvaro de Luna y Juanjo Artero.

 

Tristán e Isolda


Aparte de ser una de las óperas más influyentes de la historia, la leyenda celta en la que se inspiró Wagner es una historia de amor imposible que escapa de todas las normas y los sentidos morales, centrándose en los sentimientos de los dos enamorados.

 

Hoy: El diario de Adán y Eva


Hoy: El diario de Adán y Eva

Esta obra está movida por el amor: basada en un cuento de Mark Twain escrito para su esposa, la primera versión la trajeron Miguel Ángel Solá y Blanca Oteyza desde Argentina y la representaron siendo una pareja también en la vida real. Ahora el testigo ha pasado a Ana Milán y Fernando Guillén Cuervo, que enamoran en el Teatro Bellas Artes.

 

Romeo y Julieta


Imprescindible. Shakespeare hizo de estos dos trágicos amantes el arquetipo del amor maldito, pero precisamente por esa condición la leyenda es un truco infalible para ablandar el corazón de los enamorados. Un clásico siempre funciona.

 

Tragicomedia de Calisto y Melibea


O, como todos la conocemos, La Celestina. Fernando de Rojas hizo un trabajo tan redondo que el estilo y temas de esta obra sentarían escuela. Un aviso sobre el amor carnal y la codicia.

 

Don Juan Tenorio


La versión de Zorrilla del mito de Don Juan, ablandado y “salvado” por doña Inés, es una de las obras más representadas de nuestro teatro, y de hecho ahora mismo hay una versión dirigida por Blanca Portillo en el teatro Pavón.

 

Un tranvía llamado Deseo


Un tranvía llamado deseo

La, para muchos, obra maestra de Tennessee Williams no es necesariamente una obra romántica (aunque muchos recuerden al Marlon Brando de la versión cinematográfica como un objeto de deseo), sino más bien un aviso a las “Blanches de la vida” de que no deberían esperar a que aparezca un apuesto desconocido a ayudarlas. El amor mal entendido es peor que la soledad.

Diseño gráfico: David Sueiro  |  Desarrollo: Axel Kacelnik