‘El túnel’, de Ernesto Sábato

Facebook Twitter YouTube Instagram
Toda persona que haya amado alguna vez seguramente se ha asomado –o al menos habrá tenido posibilidad de asomarse- al universo que expone la genial novela de Ernesto Sábato. Un pintor, Juan Pablo Castel, rememora la fatal cadena de acontecimientos que lo llevaron al asesinato de la única mujer que había llegado a comprenderlo. Así nos abre su cabeza colmada de soledad, incomunicación y cobardía para que nos asomemos dentro. No hay otra salida para las circunstancias trágicas.

Durante el tiempo que dure la representación estaremos obligados a compartir junto a Castel un oscuro túnel dónde su pedido de comprensión y, por qué no, de perdón nunca va a abandonarnos. Sábato nos dice “los seres humanos no pueden representar nunca las angustias metafísicas al estado de puras ideas, sino que lo hacen encarnándolas”. Es entonces a través de esta versión teatral de Diego Curatella que tenemos la posibilidad de ver reflejado su pasado desde un presente escénico concreto en dónde los actores son impulsados a llevar adelante la tragedia. Castel, como ejecutor del acto del crimen, intenta con vehemencia dejar un profundo testimonio de este trance. Pero también es la intención de explicar sus causas lo que lo condena inexorablemente a convertirse en un hombre oscuro. Y quizás en este último acto representado de su compleja crisis se halle sintetizado lo inexorable del alma humana, lo que el artista y el hombre pretenden conocer como la verdad.

Imágenes

(click para descargar)

Diseño gráfico: David Sueiro  |  Desarrollo: Axel Kacelnik