‘Fedra’, versión de Juan Mayorga

Facebook Twitter YouTube Instagram
Cuando la fuerza de la pasión carnal, la obsesión espiritual y la energía desencadenada por el objeto del deseo aparece, las reglas educacionales, los prejuicios, lo establecido, el bien moral y los conceptos del bien y el mal se desvanecen.

Fedra ama.

Y ese amor nacido de una fuerza interior neutralizada por conveniencias tal vez económicas, tal vez sociales y, lo que es peor circunstanciales, ajenas a ella misma, arrastra lo que encuentra a su paso.

Un amor en un tiempo sin fronteras, indefinido y confuso: El tiempo de los mitos.

UN tiempo donde todo es posible. UN tiempo eterno. UN tiempo donde aún lo razonable, el bien común, incluso lo justo, ene el que las mínimas normas de la convivencia, los pactos creados para vivir en la sociedad están en peligro.

Donde cada segundo cuenta en esa marcha inexorable hacia quién sabe donde. Un tiempo en el que vivir es un riesgo esencial. Es un camino hacia el precipicio total. UN tiempo sin componendas ni suterfugios. Un tiempo donde lo “políticamente correcto” adquiere su autentica dimensión y por lo tanto cae en el más profundo de los ridículos.

Fedra es reprobable y admirable. ES misterio y cercanía, Atractiva y repulsiva. En ella permanecen intactos esos valores que el paso de los siglos han aplacado, atenuado, moderado…Esa palabra “moderación” y ese concepto “equilibrio” que tantas y tantas ilusiones, impulsos y anhelos ha destrozado y dado el cariz que lleva nuestra evolución seguirá haciéndolo más y más.

Un montaje desde hoy sobre el mundo mitológico, atemporal e indefinido, donde la luz crea un brutal desenfoque sobre los elementos materiales y se centra, engrandeciéndolos, sobre los personajes. No vamos a traer a Fedra, Teseo o Hipólito hacia nosotros, no los vamos a vestir de gángsters o con jeans. Vamos a intentar ir hacia ellos. A ver si se nos pega un poco de su grandiosidad y nos limpia tanta mediocridad que van acumulando sobre nosotros.

Y una actriz: Ana Belén. No es necesario añadir más.

José Carlos Plaza.

Imágenes

(click para descargar)

Diseño gráfico: David Sueiro  |  Desarrollo: Axel Kacelnik