Todas las noches de un día

Facebook Twitter YouTube Instagram
Rodeado de urbanizaciones, en algún lugar cerca de nosotros, sobrevive un viejo jardín con su invernadero. Pero ha pasado mucho tiempo desde que los vecinos vieron por última vez a Silvia, la dueña de la casa. Allí sólo queda Samuel, el jardinero, afanado en preservar ese rincón olvidado. Todas las noches de un día comienza cuando la policía acude a la casa para intentar descubrir el paradero de Silvia. Empieza entonces un combate entre la vida y los recuerdos, entre el amor y sus fantasmas.

Imágenes

(click para descargar)

Vídeo

Prensa

Inventando alas

Zabala de la Serna, El Mundo, 28/11/2018

Sobre el textazo de Alberto Conejero se levantaba como un coloso Carmelo Gómez y crecía incontenible Ana Torrent hasta salirse de su cuerpo sin ella, por las vidrieras del invernadero, «inventando alas». Qué paz tras el infierno.

(leer más)

Todas las noches de un día: flores para un amor imposible

Diego Doncel, ABC, 24/11/2018

Íntima como un poema, compleja como una biografía

(leer más)

Arañazos de amor trágico en un sombrío invernadero

Rocío García, El País, 22/11/2018

Esta obra hace una apuesta radical por el silencio como un acto subversivo. Es un intento de escapar del ruido del mundo.

(leer más)

A fuego lento

Victoriano Suárez Ávalo, Canarias 7, 27/03/2018

Todas las noches de un día es un guiso, que se ha cocinado con fuego bajo para que todos sus elementos logren satisfacer el paladar más exigente.

(leer más)

Diseño gráfico: David Sueiro  |  Desarrollo: Axel Kacelnik