El cuidador

Facebook Twitter YouTube Instagram

Harold Pinter, Premio Nobel de Literatura en 2005, escribió está obra en 1959. Es
por lo tanto un clásico contemporáneo y una de sus mejores obras, también se la
considera como una de sus obras con mejor funcionamiento comercial.
El humor y la ironía circulan con comodidad en este texto que bebe mucho de la portentosa tradición de la comedia británica. De una manera sutil e intrigante, la obra va desvelando cómo detrás de la risa y la actitud de los personajes se descubre una crítica lúcida y humana a lo absurdo y crueles que pueden llegar a ser las circunstancias y condiciones de nuestra existencia.

El título hace referencia de una manera ambigua tanto a la posibilidad de cuidar a otra persona como a la de cuidar un piso. Los tres personajes de la obra intentarán cuidarse y cuidar la propiedad de una manera que vista desde fuera parece un desastre propio de una comedia clásica en blanco y negro dentro de una película de intriga y suspense. Una de las preguntas que plantea la obra es el papel de la confianza en el otro: ¿En quién se puede confiar? ¿Se puede vivir sin confiar en el otro, en la vida. etc.? Plantea también la paradoja de la dificultad de la comunicación. Hasta qué punto intentar conectar con el otro implica esfuerzo, no siempre recompensado.

Un triángulo de personajes humanos, azotados por la crisis, sobrevivientes, desacoplados: dos hombres jóvenes y un viejo en un portentoso duelo dialéctico, dramático y cómico a la vez, que necesita de tres grandes actores; con el aliciente de ver a Joaquín Climent interpretando uno de los grandes personajes del teatro inglés del siglo XX: Davies, un rol tragicómico excelso. Rol interpretado por grandes del teatro inglés tales como Donald Pleasence, Patrick Stewart, Jonathan Pryce…

Una adaptación que recrea los hechos en cualquier ciudad de hoy de nuestro país, una puesta en escena llena de juego y trabajo actoral, llena de humor, sorpresas y muchos objetos. Un teatro para disfrutar.


ANTONIO SIMÓN

Imágenes

(click para descargar)

Diseño gráfico: David Sueiro  |  Desarrollo: Axel Kacelnik